FINDE NIUS

Nace para dar mi opinión semanal de las cosas que pasan en el mundo.
Casi siempre tolerante, abierto, lejos de los idearios políticos.
Solo me guío por mis experiencias y mi forma de ver las cosas
que puede ser debatida, pero siempre desde el respeto.

25-07-2021 

              Soy muy fan del espíritu olímpico. El otro día me emocione un par de veces viendo la inauguración de las olimpiadas de Tokyo. No han sido las más espectaculares por las restricciones pandémicas, pero nos dejó un par de momento memorables. Me quedo con el globo terráqueo hecho en el aire con 1824 drones, alucinante; y con ver a nuestro Alejandro Sanz cantando junto a megaestrellas mundiales el “Imagine” de Jóhn Lennon. Pero es que, saber que un deportista de las Islas Marshall (que no sabía ni que existían y las tuve que buscar en el mapa) y un atleta estadounidense compiten en igual de condiciones por un puesto en la gloria, siempre estarán dentro de mis ideales.

Bueno, entiéndanme que, esto de la igualdad de condiciones es un espejismo. Lo sé. No hay igualdad cuando un gimnasta tiene tres entrenadores, dos fisioterapeutas, y unas instalaciones de alto rendimiento, y que compite con uno que entrena en la carretera que va de su pueblo al del otro lado de la montaña y si se le tuerce el tobillo tiene que estar de baja seis meses. Pero es bonito soñar y se dan casos. Hoy mismo, vi como el nadador tunecino Ahmed Hafnaoui de 18 años se llevaba el oro en la disciplina de natación en 400 metros estilo libre a gritos y golpeando el agua para creérselo. Lo celebré como si fuera español. Y, también, me he hecho fan de la sonrisa de Adriana Cerezo. Con 17 añitos, medalla de plata en Judo para menores de 49 Kg. A 5 segundos del final iba ganando el oro, pero una patada fatídica le arrebató subir a lo más alto del Olimpo. Aunque, de verdad, creo que sus lágrimas y la humildad que ha demostrado están dando la vuelta al mundo.

Los botellones hacen auténticos estragos en los contagios a la gente joven que, ahora, son los que inundan las camas de los hospitales. Sigo sin entender ese egoísmo. Canarias está peor que nunca en indice de contagios (aunque no en ingresos hospitalarios, eso hay que reconocerlo). Los jóvenes pasan el periodo con menos sintomatología y necesitan menos hospitalizaciones y más confinamiento. Ese es su argumento para no seguir las normas. No entienden que los cierres de la llegada del turismo dependen de esas cifras que ellos, con su egocentrismo, se empeñan en aumentar. La semana que viene escribiré un artículo de opinión sobre el papel que juegan los padres de nuestra generación en ese exceso de individualismo de estos chavales. No me olvido, además, de que estoy muy convencido que mucha culpa de las malas cifras que estamos manejando provienen de las reuniones familiares y de una parte de la hostelería a la que le dan igual las normas dictadas para los establecimientos de restauración: veo, tristemente, demasiadas mesas apiladas en vez de separadas y cero uso de mascarillas.

     Me encantó la portada de EL PAÍS SEMANAL en la que aparecen dos chicos besándose. Imperiosamente adecuada. En muchas entrevistas sobre mi novela he defendido la teoría que para la igualdad de género o feminismo tenemos que apoyar tanto los hombres como las mujeres. En este caso, ver, como gran portada ese beso, ayuda a visibilizar y a normalizar una conducta que es de lo más natural. Los que no ven mal besos entre dos personas de distinto sexo, pero se escandalizan de que dos del mismo lo hagan, se han quedado el la era anterior: la de la intolerancia “pleistocénica”. Y ya no, ya estamos en la de “ama, a quien quieras, pero ama”. Y los heterosexuales también tenemos que poner nuestro granito de arena en normalizar que la gente se quiera, sin importar el sexo del que sean los amantes. ¡¡¡Pero, eso sí, quiéranseeee!!!

… Y MIS RECOMENDACIONES:
Tienen que oír el nuevo disco de GRECCO.
https://grecco.hearnow.com
un toque sabinero cuando se pone rockerito y mil experiencias contadas desde que salió de su Polonia natal. Íbamos a presentar el disco el día 30 en la Orden del Cachorro pero, motivos covid, han hecho que haya que posponerlo, avisaremos cuando se vaya a hacer.

18-07-2021 

              Les juro que soy hombre de paciencia “casi” infinita, pero el lenguaje que emplean los jóvenes (y no tan jóvenes) hoy en día, me indigna hasta el punto que tener que salirme de alguna reunión porque la densidad de palabrotas por frase me rechina los oídos y me agota la pila de la tolerancia. ¿Porqué la sociedad española, que nunca es que haya sido de corrección ejemplar, se ha vuelto tan vulgar y soez? Se lo explico. Es impresionante como programas como “La isla de las tentaciones”, “Gran Hermano”, “Supervivientes”, etc. emiten contenido con “personajes” que se expresan tal y como hablan en sus casas. Y, de verdad, muchos de ellos dan vergüenza ajena. Y lo grave es que, mostrando este contenido en TV a los más influenciables (los jóvenes y a los adultos que no tienen dos deditos de frente) se normaliza y parece que ya no es ridículo hablar así. ¿se acuerdan cuando a alguien se le escapaba un “taco” y alguien decía “Uy, ha dicho una palabrota”?. Pues eso ya no pasa.

Antes se decía “¿Alguien ha visto las llaves del coche?, que no las encuentro”. Y díganme si no tienen gente conocida que lo diría así: “¿Alguien ha visto las putas llaves del puto coche, que no se dónde cojones las he metido? Sí, verdad. Y ya ni les cuento la manía de hablar todos a la vez como en el “Chiringito” o “Sálvame”. Pues, en mi trabajo, el día a día es así. Un sitio, donde sería imprescindible la paz y la tranquilidad, es un caos de gente gritando para poder escucharse entre ellos (que a veces sospecho que no se entienden y es da igual) y con un lenguaje que no me imagino, a muchos de ellos, hablando así delante de sus hijos.

     Pilar Bardem, una actriz de las grandes de España, se nos fue. Mujer comprometida con las causas que ella creía justas. Me encantaba su carácter activista. Ya me gustaría ser tan valiente para defender mis ideas, como ella defendía las suyas. Más que un cobarde, siempre he sido de no intentar ofender a nadie (ni siquiera a los que piensan diferente a mi) y ese “exceso” de respeto me lleva a no levantar el puño muy alto a la hora de reivindicar. Pero, que era una gran mujer, no me queda duda. Además, no mucha gente sabe que parió a Javier Bardem (para mí, el mejor actor español contemporáneo) en nuestra ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Algún día me gustaría verlo por Las Canteras. Le invitaría a una cañita y a uno de mis paseos por el Confital.

La quinta oleada de contagios es un hecho. Por número es la más devastadora, aunque la incidencia en la presión hospitalaria diga lo contrario. Esta semana hemos duplicado el número de contagios diarios a los que teníamos en la peor fase de la pandemia. Hemos pasado, en Canarias, de tener 70 diarios hace dos semanas a los 702 del jueves pasado. Un incremento del 1000% en tan solo dos semanas. Alucina, vecina. Esta era la noticia mala. La buena es que la mayoría no han necesitado ingreso hospitalario. Las razones: que el amplio porcentaje de contagios es la de “inmaduros” jóvenes que hacen asaderos, botellones o a los que los padres les pagan un viaje a Mallorca por los esfuerzos hechos en el instituto este año y no les afecta tanto físicamente. También, esperanzadoramente, las vacunas están haciendo un servicio impresionante a la hora de minimizar los síntomas pulmonares a los mayores a los que estos chicos contagian en sus casas. Algo es algo. Creo que también influyen, en este alarmante aumento, la relajación de las normas de supuesto estricto cumplimiento y, aunque sé que generalizar es injusto, mucha culpa la tiene una parte del servicio de restauración y ocio que se empieza a pasar estas normas por la tangente y amplían el número de mesas en las terrazas y reducen la distancia entre ellas para ganar más dinero ante la impasividad de las autoridades que deberían sancionar a los que incumplen. ¿Pruebas? Dense un salto por la plaza de Farray, que ya las mesas llegan casi hasta la fuente. Además, esto permitiría a los que están siendo respetuosos con las normas, recuperar algo de negocio también. Información de esta semana dice que de 215 brotes nuevos 113 son brotes sociales (más de la mitad), 57 familiares, 30 laborales, y 15 de otras causas.

Seguiré repitiéndolo siempre… esto lo tenemos que parar entre TODOS porque si lo hacemos sólo ALGUNOS… no vale de nada.

… Y MIS RECOMENDACIONES:
Esta semana mi madre cumplió 81 años. Lo celebramos en MIKELE, que ya le recomendé la semana pasada. Pero es que la tarta se la compré en un sitio que no había probado en la misma calle de Ruiz de Alda. Se llama TRUFFLES. ¡¡¡Impresionante!!!
Además, me gusta que tienen tartas más pequeñitas para los que tiene que celebrar un cumple con sólo 4 personas. Son muy suavecitas. ¡¡¡Pruébenlas y me dicen!!!

11-07-2021 

              Impactadito me quedé al oír el fallecimiento de Rafaella Carrà. Hasta un artículo le dediqué. Creo que hay mujeres que han hecho activismo feminista “efectista”, pero hay otras como La Carrà que lo hicieron “efectivo”. Recordemos la renovación cultural que se produjo a finales de los años 70 en el mundo y que desembocó en un torrente de creación en el primer lustro de los 80. No fue sólo a nivel artístico, pero este influyó, como lo hace siempre, en los grandes cambios sociales. Ella, supo hablarles a las mujeres que soñaban con aires de libertad, en su propio idioma. En “Hay que venir al sur”, una de sus míticas canciones, hay una frase que para mi es contundente, y caló: “lo importante es que lo hagas con quién quieras tú… y si te deja, no lo pienses más, busca uno más bueno… vuélvete a enamorar”. Ahí es nada. Las mujeres no deben vivir sometidas. Y ella lo hizo nº 1 y liberó a muchas del yugo machista. ¡¡¡Gracias Rafaela!!!. Por cierto, pronto haré un artículo sobre mujeres que hicieron tanto por el feminismo: Virginia Wolf, Frida Kahlo, Ada Lovelace, Indira Ghandi, Emma Watson o Mafalda.

     El ASESINATO HOMÓFOBO de Samuel Luiz, así escrito, con mayúsculas, para que quede claro, tiene que hacer que la justicia aproveche la ocasión para ejemplarizar, que es una de sus funciones. Tal acto de cobardía tiene que pagarse caro. Es demasiado grave, obviamente, la muerte de una persona inocente. Y las personas (¿he dicho personas?, perdón) que se dedican a ejercer violencia por placer, tienen que entender que es fácil que se les escape de las manos un mal golpe que destroce una vida, la de una familia, amigos y resto de gente que no entendemos cómo para sentirse más hombre hay que emplear la fuerza. DEP Samuel. No lo merecía.

Italia gana la Eurocopa. Mi opinión es que: merecidamente. Ha sido el equipo más equilibrado del campeonato. Es verdad que la final y la semifinal no las ganaron, fueron a los penaltis, pero tampoco las perdieron. España hizo su mejor partido del campeonato y no pudo doblegar a la “vecchia signora” e Inglaterra, que venía con un bagaje de 10 goles a favor por 1 en contra, no supo rentabilizar el gol tempranero que le ponía como favorito en la final. De todas formas, esta Eurocopa va a pasar a la historia por la cantidad de prórrogas en los partidos. Es como si hubieran hecho algún pacto para tener más audiencias en televisión.

De todas formas, sigo sin estar a favor de que este año se estén celebrando este tipo de eventos multitudinarios. Solo ver esas imágenes de aficionados agolpados, tanto en los estadios como en las concentraciones en las ciudades, dan escalofríos. Mascarillas: cero; distancia social: abrazos a todo lo que se menea; posibilidades de rastreo en caso de contagio: misión imposible y lo que más me indigna es que todavía haya gente que piense que ya, con las vacunas, hemos ganado la batalla al covid.

… Y MIS RECOMENDACIONES:
Rico que cené en el Restaurante de MIKELE en la calle Ruiz de Alda.
Me encanta, en todo en la vida, darle un toque especial a las cosas sencillas… el diseño y los nuevos sabores no está reñida con los platos tradicionales… prueban la salsa de lima que viene con las lágrimas de pollo o las delicias de atún con salsa de mango y manzana… me lo agradecerán

04-07-2021 Artículo Finde Nius 04

              Siempre respetando la presunción de inocencia, no voy a juzgar los hechos, pero si a moralizar un poco con las informaciones que nos brinda la prensa. José Luis Moreno, ese ventrílocuo que no admiraba cuando éramos jóvenes, cae en la desgracia más absoluta y acaba con sus huesos en la cárcel. La razón, el exceso de avaricia. Una persona que ganaba en un año lo que la mayoría de los que me leen ganarán a lo largo de su vida, ha tirado toda su felicidad por la ventana. ¿Qué razones podrán tener las personas para disfrutar amasando una fortuna que no se van a poder gastar? Les juro que nunca lo podré llegar a entender. Se dice que la organización, de la que parece que era uno de los cabecillas, habría creado más de 700 empresas ficticias y amasado más de 50 millones de euros (estimado por lo bajo). Pero vamos a ver, si yo no puedo ni con contabilidad de mi empresa, no me puedo imaginar la gestión de todo ese entramado. ¿De verdad creen que esa gente que vive siempre en el filo de la navaja son más felices que nosotros? Se lo aseguro que no. Por lo menos, que yo, no. Así que, ahora, si sale condenado, pagará todo ese lujo con el que ha vivido y que va a echar mucho de menos. Y si la ha hecho, que la pague. ¡Toma, Moreno!

     Indignado no, lo siguiente, estoy con el macrobrote de contagio en Mallorca por varias razones. Más de 1700 personas involucradas entre contagiados y los que estuvieron en contacto directo. Su falta de respeto a la sociedad hizo que repartieran ese contagio por toda España. Primera razón: indignado con esos padres que permitieron que sus hijos hicieran un viaje fin de curso en estos momentos en los que la prudencia es obligatoria. ¿En serio que no temían por que se contagiaran? Yo creo que les compraron un boleto de avión y otro de un sorteo para un contagio. Algunos, muchos, más de la cuenta, resultaron agraciados. Y lo peor, es que el premio lo compartieron con sus familias. Segunda razón: La organización del concierto en el que los jóvenes se saltaron todas las medidas de seguridad debería ser duramente castigada. Primero para ayudar a pagar todo el gasto que ocasionaron a las arcas públicas y segundo para que sirva de ejemplo de cómo NO hay que hacer las cosas. Desde que se acabó el toque de queda he asistido a varios eventos musicales en mi ciudad y todo controlado. Pero en este, cuando todos los asistentes se saltaron de las gradas para irse a la boca de escenario sin mascarillas y sin distancia de seguridad habría que haber parado el evento. Si no se cumplen las normas, no hay espectáculo. Deberían haberlo hecho. Tercera razón: Los padres que pregonaron por las redes que sus hijos estaban “secuestrados” me inquieta. Las medidas dictadas por las autoridades sanitarias (no entro a valorar si son las acertadas o no, puesto que no entiendo de pandemias) sirven para proteger a la sociedad pero también a los individuos posiblemente contagiados. Se supone que los confinaron por su bien. Pero no. Los padres que, saltándose toda la protección que le deben a sus hijos, accedieron a pagarles hasta barras libres en los hoteles a jóvenes que les prometieron que se portarían bien, quisieron ver al gobierno balear como si fueran un ejercito de la inquisición. Me duele tanta falta de solidaridad y de entendimiento, porque no podemos parar este virus si no colaboramos todos.

Y para acabar. Me falta saber si tienen razón los jueces que se la quitaron a las autoridades y dejaron salir a los chicos con PCR negativa para sus casas. Siempre he dicho que la división de poderes es base fundamental de una democracia. En España se ven demasiadas injerencias de la política en la judicatura pero, al revés, también pasa. Si las autoridades sanitarias decretaron en su momento (por indicaciones de la OMS) que el periodo de incubación del virus es de 10 días, ese debe ser un criterio que prevalezca por encima de todos. Que un paciente negativo puede dar positivo cinco días después es un hecho constatado. Que un juez diga que los chicos se pueden ir si tiene PCR negativo es un riesgo para la salud de ellos y sus familias. Otra cosa es que ese confinamiento, producido por contacto estrecho con un positivo no se pueda demostrar que ese contacto se haya producido. Con lo cual, alguien hizo las cosas mal para que la justicia pudiera tener razón en soltarlos.

La semana pasada quité de mi de la galería de fotos con famosos de mi web [la pueden ver aquí: GALERÍA DE FAMOSOS] la foto que tenía con Toni Cantó ~actor~ porque me supera la desfachatez (o fachatez, o esto da igual para el que los ideales se venden y compran como en un mercado) del Toni Cantó ~político~ . Ahora es director de la Oficina del Español en Madrid. Una “cosa” (chiringuito, les llaman) para difundir el español (que sería más exacto decir el castellano) por Europa. Pero vamos a ver, ¿para eso no tenemos, ya, el Instituto Cervantes? La duplicidad de competencias es despilfarro. Desde este blog siempre estaré en contra de “chiringuitos” y “puertas giratorias”. He dicho.

… Y MIS RECOMENDACIONES:
Mi amigo José Alberto Medina junto a los maestros músicos cubanos Kervin Barreto y Dayron Álvarez están de gira con el nombre de CubaKan. Una mezcla del mejor jazz fusionado con ritmos cubanos como el son, el danzón, el merengue y la guaracha. Trompeta, piano y percusión en estado puro.
¡¡¡imprescindible!!!

27-06-2021 

              ¡SE BUSCA! La policía ha pedido la colaboración ciudadana para detener y sancionar a la indignante protagonista de que medio pelotón del Tour de Francia cayera por los suelos. A parte de los heridos, que sufrirán dolores durante las próximas etapas, cuatro corredores se han visto obligados a abandonar por sus lesiones. Cuantas ilusiones truncadas de ellos y sus familias en un grave y evitable error humano. No se puede ser tan egoístas ni tan faltos de prudencia. Esta combinación suele llevar a desastres. Les cuento: una señora, portando un cartel para que se viera en televisión al paso de los corredores, acabo metiéndose en la carretera a 45 Km. de la meta provocando la caída del corredor alemán Toni Martin. Obvio que, esto originó una caída en masa de los que deportistas que se arrollaban unos a otros.

     Vivo en la isla de Gran Canaria. Aquí estamos del orden de 15 a 25 contagios diarios detectados. Que viendo lo visto, estamos a punto de estar limpios de covid. Es más, en el hospital donde trabajo, que llegamos a tener más de 140 ingresados, ahora no habrá más de 10. Señal de que estamos haciendo las cosas bien y que las vacunas están haciendo efecto. Pues me hace sentir orgulloso de la gente de acá, que en el fin de semana en que ya no son obligatorias las mascarillas en lugares abiertos, sigue disciplinada. He detectado que el 70% de las personas que veo por la calle la lleva puesta todavía. Un servidor el primero.

También el gobierno ha decretado que la liga de fútbol y baloncesto abrirán la nueva temporada con público en los estadios. No sé como serán los protocolos ni el pacto de aforos permitidos, pero si tengo una cosa muy, muy clara: los forofos futboleros no son disciplinados ni siguen normas. Lo comprobé este año al ir a un partido de la Copa del Rey. Ni la organización y mucho menos los aficionados cumplieron la normativa. Y así n se puede. El miedo a volver a empezar de cero planea por el cielo de todos los estadios.

… Y MIS RECOMENDACIONES:
Me encantó la exposición “Miradas de mujeres” de la pintora Ángeles Diaz. Estará hasta el día 30 en la Hermita de San Pedro Mártir de Telde. Muchos de sus cuadros evocan historias y los retratos cuentan algunas más si buscas en sus miradas.
Por fin pude ver la película “La piel del volcán” de mi amigo Armando Ravelo, producida por Hormigas Negras (con los que he podido colaborar y unida gran amistad) e interpretada por Mingo Ruano (yo lo nomino al Goya, ya), Maykol Hernández y Yanely Hernández a los que felicito desde la admiración. Y mi abrazo más grande a Mario Blanco por la fotografía y por hacer que el cine canario haya dado un paso adelante.
¡¡¡me siento orgulloso, de verdad!!!

20-06-2021 

             Lo primero hablar de esa Selección Española de Fútbol que no nos enamora, como antaño. Después de los dos empates (con Suecia y Polonia) nos la jugamos el miércoles contra Eslovaquia y solo nos sirve la victoria para no caer merecidamente humillados. Nunca me ha caído bien Luis Enrique. Su soberbia le desacredita. Nunca puedo con la gente que habla como si lo que dice fuera la verdad suprema del universo. Dudar es de humanos y más cuando se es el líder de una selección de un país en la que hay 10 millones de seleccionadores de barra de bar. Como yo y mi padre. Pero este equipo que ha formado no es el adecuado, según mi opinión, claro. No está equilibrado y no están los mejores jugadores. Los dos peores errores que podía cometer.

¿Me dirán ustedes que no cabía Sergio Ramos o Piqué en esta selección en la que no hay un líder? Hemos acabado los dos partidos bombeando balones en busca de un remate salvador. Dentro de los escenarios posibles que se da en una fase final de estos torneos, el de necesitar un gol urgente es de los más comunes. Pues no, no lo tenía previsto. El partido de Polonia acabó horrible. Sin un Gran Capitán que coja la bandera del suelo y se ponga al frente del ejército al toque de “a la carga”. Centrando balones con extremos que no la saben centrar y con delanteros dos cuartas más bajitos que el más bajito de la defensa rival. Como estrategia estaba abocada al fracaso. Así fue.

Y si me pongo a hablar del tiki-taka me da para una conferencia en la universidad. Es verdad que en el pasado ese juego preciosista que nos enamoraba, que desesperaba a los contrarios y que hacía que las oleadas de fútbol horizontal y el vertical desmoralizara a todos los rivales que encontrábamos al paso nos dio dos Eurocopas y un Mundial. Pero ese tiempo pasó, ahora el fútbol es otro. Y, además, no hay ningún jugador que llegue de lejos al nivel de Xavi Hernandez y ni Pedri, demasiado verde todavía, es Iniesta ni Rodri lidera como Xavi Alonso. Abogo porque en esta selección eran imprescindibles los dos capitanes mencionados más Iago Aspas, Parejo y Jesús Navas. Ah, y sí, soy de Morata que para mí, contra Polonia, fue el mejor, porque si falló 10, lo intentó 11 y eso fue mucho más de lo que hicieron otros.


      Quiero que no se abandone la búsqueda de la pequeña Anna y ese engendro que tenía por padre. Es necesario para Beatriz, esa madre a la que admiro el talante con el que está luchando, logre cerrar el capítulo. La sombra de que ese ser maligno pueda seguir vivo es una carga demasiado pesada para soportarla mucho tiempo. La alternativa al buque “Ángeles Alvariño”, que encontró a Olivia, es el buque “Piscis VI”, un mini submarino que puede bajar a más de 2.000 metros de profundidad. Me quedo con la frase de esa madre que ha dicho “que en el mundo hay muchas más personas compasivas y buenas que malas”, porque yo también he pensado siempre así. Y Gracias a los más de 100.000 que en un día firmamos para que no se paralicen las tareas de localización de los cuerpos y la verdad.

Y, partir de este sábado ya no será obligado el uso de la mascarilla el lugares abiertos. Creo que son medidas que nos acercan, esperanzadoramente a la nueva normalidad. Los índices de contagios están bajando. Se nota que el efecto de las vacunas está siendo efectivo. Los hospitales ya no están colapsados. Seguirá habiendo contagios, pero ya no serán sinónimo de muerte como lo fue al principio. Se ha investigado, se ha aprendido y se ha logrado comprender el comportamiento del virus. Ahora solo pido que no se relajen las costumbres, que la gente no entienda que si nos quitan las mascarillas es porque ya hemos ganado la batalla. Y no. Pero que empecemos con unos aires de libertad, nos hacía falta. Lo celebro tanto como ver camas utilizadas con pacientes por cóvid, dedicadas a otras patologías que necesitaron tratamiento en un pasado cercano y no tuvieron. Algún día, quizás dentro de muchos años, nos contarán cuántos pacientes con un infarto murieron porque no había camas con respirador para ellos. Pero la semana que viene empieza el que, para mi, es el primer escalón del descenso de la montaña que llevamos año y medio subiendo sin remisión.

… Y MIS RECOMENDACIONES:
Para los amantes de México, como yo, o para los que disfrutan leyendo novelas positivas y emocionadoras, les recomiendo el libro “El caballero mexicano”, relato autobiográfico de la autora grancanaria Carmen Gómez Aristu. Pude asistir a su presentación el pasado jueves en el Real Club Náutico de Gran Canaria. Un emotivo recorrido por la historia de amor que la llevó a la tierra tapatía de Tapalpa (Jalisco) en busca del refugio que encontró en los brazos de Carlos José.

13-06-2021 

             No hay cosa que nos obligue más a caminar que la necesidad. Hoy nace este breve noticiario semanal en el que iré dando mi opinión sobre lo que acontece por delante de mis ojos. Y esta semana siento la exigencia que me impone la indignación de hablar, después de calmarme para que el lenguaje no sea demasiado agresivo, del injusto crimen de Anna y Olivia. Como puse en mi muro de Facebook, de verdad que creo que he nacido en el mundo equivocado. No sabría como razonar ni como evaluar el acto de hacer daño a un menor que no tiene más posesión que su infantil inocencia.

      Mucho se habla de la cabeza de ese ser maligno que, sólo con el aliciente de hacer daño, fue capaz de cometer este atroz acto de cobardía. Y yo, furioso, me posiciono en los que piensan que no estaba loco. Esta maldad, premeditada, la comete el que es egoísta hasta el límite supremo. “Si no eres mía, no eres de nadie”. Nunca lo entenderé. Yo que siempre abogo por el “nadie es de nadie”. Desde aquí mi abrazo a Beatriz, la madre. Ya dije que ahora es pronto para que ella pueda evaluar la repercusión de estos mensajes, pero creo que con el tiempo le reconfortará saber que toda España ha estado conmocionada por sus niñas. También, no podemos dejar de lado que, en estos casos, ponemos nombre a las víctimas, y son muchas más. ¿Cuántas no desaparecen en México y otros países latinos diariamente? Sigo sin entender. Abrazo a todos esos padres que buscan a sus hijos.

      En el tema de los indultos a los culpables del proceso soberanista catalán diré que siempre he sido mas partidario del diálogo que de las imposiciones. En todo en la vida. Si este nuevo paso sirve para que se calmen los “aires de independencia”, lo daré por bueno. Está claro que ese perdón no será gratuito, se tendrán que firmar unos pactos. Ahí es donde se verá si la medida es efectiva o no. He oído que alguno de los presos ha dicho que no va a desistir de luchar por la independencia de Cataluña. Eso está bien, siempre que lo haga desde dentro de la ley. Quizás, para dar el indulto, habría que evaluar el arrepentimiento. Si no lo hay, la condena debe seguir siendo efectiva, puesto que el enjuiciado no ha aprendido la lección por la que ha sido encarcelado. Las penas de cárcel sirven para reinsertar y, por ahora, parece que para alguno de ellos no se ha producido. Es más, en los indultos siempre se aplica que al primer delito que cometan, tienen que volver a la cárcel a cumplir el resto de la condena. Pero por lo pronto, en Cataluña, siempre espero que haya diálogo antes que todo el sufrimiento que tuvimos en 2017 en que miembros de las mismas familias acabaron divididos. No, eso no lo quiero de nuevo.

      Las vacunas están siendo efectivas. Eso es un hecho cuantificable. Ya no hay tantos ingresados en los hospitales que han reducido los niveles de presión en las UMI,s a unos niveles aceptables. Tenemos que seguir mejorando, eso es obvio, pero que la cosa se va aliviando se nota. Ha sido un acierto de los gobiernos realizar divisiones territoriales para el tratamiento de las medidas puntualmente por zonas. Las que tenían menor nivel de contagio han ido abriendo sectores como los de la hostelería y la cultura que tan castigados fueron. Espero que, en breve, empecemos a ver el final del túnel, eso sí, con paciencia. Que la desescalada sea lenta servirá para ir evaluando la incidencia. No podemos permitirnos otra ola más. Ni económica, ni emocionalmente. Creo que estamos pronto a que podamos estar sin mascarilla en lugares abiertos. Será un gran paso para volver a la ansiada “nueva normalidad”. ¿Habremos aprendido algo a lo largo de este proceso pandémico? Me da que poco. El ser humano es egoísta por naturaleza y desde que podamos recuperar la libertad volveremos a cometer los mismos errores de siempre.

RECOMENDACIONES:
Y para acabar, siempre pondré alguna recomendación… esta de hoy, para Youtube. No se pierdan el nuevo videoclip de mis amigos de Ultima Llave titulado “Fuego”. Y no deben quedarse sin probar, yo lo hice ayer por primera vez, una PO**A o CHO**O (según los gustos) en The Sweet Temptation del CC Monopol. Ricoooo gofre, entiendan, jaja, con chocolate de avellana.



Luis Alberto Serrano
@MiPropiaLuna – @luisalserrano


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s