Opinión: DE LÍDERES Y JEFES

         

         Decía Aristóteles que el que no ha aprendido a obedecer, no puede ser un buen comandante. Sabio, el griego. Yo, que tengo una nómina por un trabajo en el que tengo que cumplir las pautas marcadas, sé cómo gestionarlas cuando soy el director de algún proyecto artístico. Y no, no es lo mismo ser el jefe que ser un líder. Quizás es muy obvio, pero, a veces, hay que recordarlo.

Sigue leyendo